ILUMINACIÓN LED | 5 PASOS PARA UNA ILUMINACIÓN EFICIENTE

REHABILITACIÓN DE FACHADAS – PLAN RENOVE
22 agosto, 2016
CONTROL DE AHORRO ENERGETICO EN ELEMENTOS CONSTRUCTIVOS
27 agosto, 2016
Ver todo
iluminación led | iluminacion eficiente

Para conseguir una iluminación eficiente energéticamente, se debe partir de la etapa de diseño y proyecto de la vivienda, edificio, local comercial o industrial. Es primordial realizarlo en esta etapa porque garantiza mejores resultados y resulta más económico. Aunque, actualmente, la mayoría de los trabajos se realizan en construcciones existentes, durante su rehabilitación, para adaptar el consumo energético a las normativas vigentes en cada municipio o comunidad. Hay que tener en cuenta que la iluminación, independientemente del sector que se trate, representa un porcentaje importante del consumo energético y, en consecuencia, su minimización contribuye a la reducción de emisión de gases de efecto invernadero.

Cuando diseñamos un sistema de alumbrado eficiente estamos reduciendo el consumo eléctrico, manteniendo o incluso aumentado las prestaciones de calidad y confort que ofrecen los sistemas tradicionales.

Los cinco pasos para una iluminación eficiente

1.- Evaluación del consumo energético

Toda empresa de electricidad, a la hora de diseñar un sistema de iluminación eficiente —sea para una vivienda, local comercial o industrial—, debe realizar una evaluación real o proyectada del consumo energético requerido.

Para el cálculo de la energía consumida por una instalación lumínica, debemos saber la potencia del sistema (potencia instalada) de alumbrado instalado y el tiempo que permanecerá encendido (horas de uso). Este dato nos indica cuál es el rendimiento y la relación costo-efectividad de la instalación. Y nos ayuda a determinar si los valores obtenidos están dentro de los aceptables para el proyecto. Es conveniente invertir en un proyecto moderno y ecológico de iluminación eficiente para rehabilitar una vivienda, ya que su coste podrá ser amortizado con la disminución del consumo y el consiguiente ahorro de dinero en la factura de electricidad. Además de ayudar a la naturaleza a mantener su equilibrio, se reduce de este modo la contaminación ambiental y lumínica.

Si el rendimiento obtenido en la evaluación es bajo, es preciso incrementarlo utilizando luminarias con mayor eficiencia energética. Se puede elegir entre varios tipos, en función del diseño interior y los efectos deseados.

Las luminarias, por lo general, están clasificadas por su distribución fotométrica característica; es decir, distribuyen la luz de acuerdo a su diseño y funcionalidad. Una clasificación conocida es la siguiente:

-Luz directa. Pueden ser fijas o direccionales. El haz se proyecta directamente sobre el objeto a iluminar.

-Luz indirecta. El haz se proyecta sobre una superficie que lo refleja

-General difuso. El haz está dirigido hacia abajo y hacia arriba (40-60 %)

-Directa-Indirecta. El haz se distribuye en partes iguales, hacia abajo y hacia arriba.

La iluminación existente en el ambiente se puede medir con un instrumento llamado luxómetro, que ofrece el valor de la iluminancia real en el lugar escogido.

Estas mediciones obtenidas se contrastan con las tablas de iluminancias mantenidas (em) para saber si se está dentro de los valores correctos para desarrollar una determinada tarea. Los valores de la tabla contemplan una serie de factores, como aspectos psicofisiológicos del confort visual, ergonomía visual, seguridad y experiencia práctica entre otros.

Cuando se está diseñando un sistema de iluminación eficiente se aconseja partir de un valor inicial de nivel de iluminación, superior a la em obtenida en la tabla. Porque la experiencia refleja que las luminarias van perdiendo eficiencia lumínica con el transcurrir del tiempo. Hay que dejar un margen (colchón), para que el sistema siga siendo eficiente hasta el siguiente mantenimiento.

2.- Definición de las tareas a desempeñar en los ambientes

Hay una relación directa entre la tarea que se desarrolla en el ambiente, su ubicación y la cantidad de luz necesaria para desarrollarla de una manera confortable. Existen tablas con valores preestablecidos, los cuales pueden variar para cada caso en particular. A modo de ejemplo:

-Pasillos y zonas de bajo tránsito | 100 lux

-Aseos y servicios | 100 lux

-Despensas y almacenes | 200 lux

-Zona de lectura | 500 lux

-Cocina | 500 lux

La descripción de la tarea a desarrollar, lo más detallada posible, y el lugar habitual en que se ejecuta dentro de la habitación son datos importantes para lograr que el proyecto sea realmente eficaz.

3.-Decoración del interior y aprovechamiento de la luz natural

Es muy importante tener en cuenta este factor durante el proyecto del edificio, pero también se debe aprovechar al realizar refacciones y rehabilitaciones de viviendas en construcciones existentes.

Es muy conveniente sacar el máximo partido a la luz natural que tienen los ambientes, para reducir el uso de la iluminación artificial. Es decir, hay que aprovechar los ventanales, techos acristalados o corredizos, patio de luces, etc.

Con un buen diseño interior, una adecuada distribución de muebles y elementos decorativos, paredes con colores claros y techos a tono, se logra reducir el consumo eléctrico destinado a iluminación. Además, se crea un ambiente agradable y se ayuda a que el edificio resulte más eficiente energéticamente.

4.- Elección y ubicación correcta de las luminarias

Este paso está íntimamente relacionado con el segundo, porque la elección de las luminarias y su ubicación dependerá de necesidades concretas que varían en función de los datos suministrados por el cliente. La distribución correcta de lámparas. es fundamental para lograr un resultado óptimo.

Hace ya algunos años que la iluminación led hizo su aparición en el mundo de las luminarias, pero su empleo masivo es muy reciente. Estos diodos emisores de luz (Ligth+Emitting+Diode=LED) son semiconductores que producen luz cuando los atraviesa una corriente eléctrica. No poseen filamentos como las lámparas y, por ello, son muy resistentes a golpes y factores mecánicos externos. Poseen un buen rendimiento. Son aproximadamente un 80 % más eficientes que las lámparas incandescentes y disponen de larga vida útil (más de 50 000 horas). Hay gran variedad de diseños de formas y colores, con lo que logran una gran adaptabilidad y favorecen su uso en iluminación interior y exterior.

Son muy utilizadas las cintas led para reemplazar las luces en hilera, con una importante reducción de consumo y manteniendo los mismos niveles lumínicos. Se utilizan en paneles luminosos, señales, escaparates e iluminación decorativa, por citar algunos ejemplos.

5.- Sistemas de regulación y control

En este paso hay que definir el tipo de sistema de regulación y control que se va a emplear: reguladores manuales, automáticos, programables, pulsadores, interruptores manuales, servos, etc. Es recomendable utilizar elementos y mecanismos que se puedan integrar y funcionen de forma coordinada con otros aparatos de la instalación.

Para lograr un ahorro energético importante se debe sectorizar la iluminación artificial, si es posible, en cada ambiente de forma independiente y coordinada por un control central. Esto permite tener apagada, o con una mínima iluminación, la zona que no se está utilizando en ese momento. Una forma de lograrlo es colocar sensores de luz, sensores de movimiento e interruptores con reguladores de intensidad.

De esta manera, el sensor de luz encenderá la luminaria cuando disminuya la luz natural (atardecer), el sensor de movimiento hará que aumente la intensidad al detectar movimiento de personas y, el interruptor con regulador, permitirá establecer los parámetros deseados o apagar manualmente la iluminación.

Un sistema inteligente de iluminación consigue un importante ahorro (> 60 %) en comparación con los sistemas individuales tradicionales y permite programar la iluminación según la época del año y su encendido en el horario deseado.

Ventajas de un control centralizado

Un sistema de iluminación eficiente utiliza un control centralizado compuesto por detectores y una unidad central programable. Actualmente también admiten el control a distancia, vía wi-fi, con un teléfono inteligente o fibra óptica, para ejecutar todas las acciones deseadas, aún, estando lejos de casa. Se utiliza sobre todo con una función de seguridad, encendiendo y apagando luces para simular la presencia de personas en la vivienda cuando se está de vacaciones.

Otra ventaja es que permite la monitorización del estado de los circuitos y el consumo de los mismos.

Este sistema también permite la modificación de los circuitos sin obras, utilizando dispositivos inalámbricos.

Sugerencias para ahorrar en iluminación

-Escoger fuentes de luz (lámparas, bombillas) con la mayor eficacia energética. En la etiqueta que llevan está indicada su categoría. Va por letras, de la A hasta la G. Es necesario considerar que una de categoría A es varias veces más eficiente que otra de categoría G.

-Las luminarias recomendadas por la mayoría de arquitectos e ingenieros son las que utilizan la iluminación led.

-Otra característica importante a tener en cuenta es si la luminaria lleva el sello ecológico. Porque, si es así, además de ser eficiente energéticamente posee otras virtudes: no lleva mercurio y es totalmente reciclable.

-Un elemento auxiliar que contribuye al ahorro son los balastos electrónicos. Su utilización en las luminarias que lo requieren para su funcionamiento permite una reducción del 30 % en el consumo. También proporciona una iluminación sin oscilaciones, ni parpadeos, que la hace más confortable.

-Hacer un mantenimiento programado de la instalación lumínica es otra forma de ahorrar. Se deben limpiar con frecuencias las luminarias y reemplazarlas cuando cumplan las horas de uso recomendada por el fabricante (aunque todavía funcionen).

Deja un comentario

easy-modal-cabecera

Nosotros te llamamos

Si prefiere que sea SIENA TPC el que se ponga en contacto con Usted, déjenos su teléfono y le llamarenos en breve

 

Nombre (requerido)

Teléfono (requerido)

*Campos obligatorios

×