ACUMULADORES DE CALOR

acabados en la construcción
ACABADOS EN LA CONSTRUCCIÓN
5 diciembre, 2018
Ver todo
acumuladores de calor

Cuando hablamos de ahorrar agua estamos poniendo en liza un concepto que resulta beneficioso para muchas personas, y al que se puede llegar mediante los acumuladores de calor, los acumuladores solares, los depósitos de agua baratos, un acumulador ACS o un acumulador de agua.

La importancia de los acumuladores de calor

Al usar agua estás acumulando energía calórica. De hecho, lo haces desde la fórmula más sencilla, y de esta manera estarás aprovechando la alta capacidad calorífica del agua, que es su capacidad para generar calor, algo que se crea con los sistemas de almacenamiento de energía calorífica con los acumuladores de agua en base a las ventajas de un material que es simple de manejar.

Y es que estos sistemas de acumulación de agua te permiten que la distribución de agua caliente se lleve a cabo en cualquier instalación de fontanería de una vivienda. De este modo, la producción de ACS es más simple pues la producción es en el momento gracias a un calentador de agua. No obstante, también tenemos que decir que dicho sistema tiene que estar pendiente de sustituir las bombonas de gas butano cuando se agotan. Y, por eso, se suelen elegir otros sistemas y combustibles como el gas natural, cuya producción de agua caliente no necesita de un acumulador como ocurre con el gas butano.

De hecho, estos sistemas también son acumuladores de inercia, pues la producción realizada la llevarías a cabo mediante intervalos más largos y menos frecuentes. Así puedes realizar instalaciones de calderas de potencia más reducida que la necesaria para calentar de manera instantánea la demanda de horas punta. Para las viviendas unifamiliares, las capacidades de estos acumuladores están entre los 50 y los 300 litros.

Y, por supuesto, también son acumuladores eléctricos, pues cuando escoges la electricidad como fuente de energía para calentar el agua, estás necesitando acumular dicha agua con una resistencia eléctrica alojada en el interior de un depósito. Sin embargo, el mayor inconveniente que puedes encontrar en este sistema es el tiempo que necesitas para poder alcanzar la temperatura de consumo óptima, sin que tengas que aumentar la potencia del acumulador para así no llevar a grandes gastos a final de mes.

La eficiencia de los acumuladores de calor

Al hablar de estos sistemas puedes ver que usan diferentes combustibles, generando un calor que quema el combustible realizado a altas temperaturas. Dichos sistemas, además, son menos eficientes que los que producen calor a baja temperatura, puesto que, si trabajas con una temperatura alta, las pérdidas de calor son mayores. En cambio, cuando generas agua caliente a baja temperatura puedes ver que las pérdidas son menores en la acumulación y el transporte.

Por tanto, siempre que optes por acumuladores de agua en sistemas de generación de calor a baja temperatura estarás optando por una mayor eficiencia energética, algo que puedes comparar con otros sistemas como los paneles solares térmicos, la geotermia o la aerotermia, donde también es necesario contar con dicho sistema de acumulación.

Si eliges acumuladores solares, estarás optando por una fuente de energía totalmente sostenible, con el sol como fuente de energía principal para calentar el agua, y donde también es necesaria una acumulación pues el tiempo de producción y consumo no suele ser el mismo. Por otro lado, se trata de un sistema de paneles que depende del sol, y hay épocas del año donde este factor no es tan fuerte como en otras.

Por tanto, el rendimiento de los paneles solares también influye en las pérdidas de calor, que son tan grandes en algunas ocasiones que la cantidad de agua que puedes obtener es realmente pequeña. Por este motivo, necesitas contar con un sistema de generación de calor de apoyo y así llegar a la temperatura de consumo, pero continuando con la obtención de la energía, siempre que cuentes con el precalentamiento del agua de consumo, algo que se produce en los paneles y se almacena en el acumulador.

Por otra parte, también tenemos que mencionar los acumuladores de agua para calefacción, con una instalación en la que puedes climatizar directamente el aire de una habitación o bien usar el agua para llegar a otras habitaciones y luego pasar dicha energía del agua al aire de la habitación. De esta manera, eligiendo este sistema estarás compartiendo una generación de calor con el agua caliente sanitaria (ACS) y así obtener un mejor rendimiento.

El acumulador de agua y sus tipos

En este punto analizaremos los acumuladores de agua, que pueden estar formados de acero galvanizado, acero inoxidable, aluminio o fibra de vidrio reformada. Su forma suele ser cilíndrica para que su construcción sea más sencilla y disponen de una posición vertical que favorece la estratificación del agua en su interior. Dentro de estos acumuladores destacamos:

– Acumuladores sin intercambiador de calor. Se trata de los modelos más sencillos para almacenar el agua caliente, con un sistema de generación de calor que se produce mediante una resistencia que se enchufa a la corriente eléctrica para funcionar, y son los llamados termos eléctricos.

– Acumuladores de serpentín. Son aquellos que disponen de un generador fuera del acumulador, y donde es necesario disponer de un intercambiador de calor para que el calor se transmita desde el hogar de la caldera hasta el acumulador.

– Acumuladores de doble envolvente. Se trata de acumuladores que perfeccionan el rendimiento del intercambio de calor gracias a un circuito primero por donde pasa el generador de calor hasta el circuito secundario, el de consumo, llegando así a un intercambio con el fluido acumulado.

– Acumuladores de doble serpentín. Estos acumuladores se usan cuando es necesario proporcionar agua caliente pero también usar la energía acumulada para instalar un sistema de calefacción a baja temperatura, como un suelo radiante.

– Acumuladores estratificados. Son aquellos que tienen muchas entradas de energía como los paneles solares, las calderas u otros generadores de calor para dar solución a toda la demanda de una familia.

En definitiva, bien sean acumuladores de calor, acumuladores solares, depósitos de agua baratos o simplemente un acumulador de gas o acumulador ACS, las ventajas de estos sistemas son inmejorables.

Deja un comentario

easy-modal-cabecera

Nosotros te llamamos

Si prefiere que sea SIENA TPC el que se ponga en contacto con Usted, déjenos su teléfono y le llamarenos en breve

 

Nombre (requerido)

Teléfono (requerido)

*Campos obligatorios

×